Webinario: Chile y Suecia durante la pandemia

Chile y Suecia durante la pandemia era el tema del primer webinario entre los socios del ICHS y SCHIK. Los dos países, desde estrategias muy diferentes entre sí, hasta la fecha demuestran más o menos el mismo número de pacientes fallecidos en relación a su población.

 

El 25 de agosto realizamos el primer webinario entre los socios del ICHS y los del  Instituto Sueco Chileno de Cultura, SCHIK, nuestra organización hermana en Suecia. Se inscribieron casi 50 socios, pero por diferentes motivos - en algunos casos dificultades de conexión - 34 socios asistieron durante 90 minutos a este conversatorio.

 

Las presidentas de ambos Institutos dieron inicialmente un saludo a todos los socios asistentes, antes de dar la palabra a los dos expositores: el economista Stefan de Vylder  de SCHIK y el pedagogo Gustavo Ramirez de ICHS.  El webinario fue moderado por  la ex embajadora en Chile y ex Presidenta de SCHIK, Eva Zetterberg. 

Como resumen se puede decir que los dos países, desde estrategias  muy diferentes entre sí, hasta la fecha demuestran más o menos el mismo número de pacientes fallecidos en relación a su población. El camino chileno se realiza con una conducción política más centralizada y restrictiva.  El camino sueco, en cambio,  se hace con un poder descentralizado del sistema sanitario, con recomendaciones más que normas de imposición, con muy poca intervención policial, pero con más confianza desde la ciudadanía y una comunicación oficial más consecuente y clara.

Anna-Karin Gauding comentó en la introducción al webinario, que este nuevo formato de comunicación, es una de las consecuencias que más nos beneficia, y nos permite estar conectados entre los socios de ambos países. Expresó su preocupación por el debilitamiento de la democracia con la fuerte presencia e intervención militar y policial en Chile, y con falta confianza en sus autoridades de parte de la ciudadanía, normalizándose el toque de queda. 

Mariela Concha, que recién asumió la Presidencia del Instituto Sueco Chileno de Cultura, expresó su esperanza de poder usar el formato de reuniones y eventos virtuales como puente de conexión entre los dos países y entre los socios de ambas organizaciones. 

Gustavo Ramírez, con 30 años de trabajo humanitario internacional en la  Cruz Roja, enumeró en su exposición los muchos problemas que la sociedad chilena tiene que  enfrentar y que dificultan enfrentar con eficacia la pandemia:  problemas tales como las desigualdades, la  discriminación, la obesidad y la falta de confianza en las autoridades.

 

Ramírez usó el concepto síndrome de la cabaña para  explicar la incertidumbre que sienten las  personas al salir del auto-confinamiento y la carencia de confianza  en los políticos y otras autoridades. La gente busca información en Internet y en las redes sociales, fuentes que muchas veces son poco verificables y certeros.

 

Según Gustavo Ramírez, el gobierno ha sido más bien retroactivo que proactivo. Además, ha comunicado los  mensajes de manera dispersa,  con el mensaje de quedarse en casa un día y al el día siguiente declarando que avanzamos paso a paso. Una comunicación tan dispersa es fatal en un país como Chile.

 

“Somos indisciplinados, no respaldamos la autoridad”, explicó Ramírez, y comparó Chile con Uruguay, donde se ha logrado controlar la pandemia de una manera más eficiente.  También comentó que muchos chilenos muestran solidaridad con sus compañeros y vecinos más vulnerables, en acciones como el apoyo a las ollas comunes.

Stefan de Vylder comparó  la situación de Chile con la de Suecia. Las cifras de muertos por la pandemia han sido similares a las de Chile, aunque en Suecia el número de contagios está bajando en este momento de manera radical.  Stefan expresó la opinión de que la credibilidad en las medidas resulta más importante que medidas políticas fuertes, y  que los medicamentos resultan más relevantes que una posible vacuna.

 

Los suecos han mostrado mas confianza en las autoridades, pero la fuerte descentralización ha resultado ser un problema durante la pandemia. Las comunas y hogares de ancianos no han podido asumir toda la responsabilidad sin un apoyo estatal más fuerte. Ha  faltado, por ejemplo material de sanitarización, mascarillas y material informativo adaptado a la diversidad de la sociedad sueca.

Stefan, gran amigo de Chile desde hace muchos años, mostró como con dos estrategias muy distintas, se llegó hasta la fecha al mismo número de fallecidos por el Covid-19, y expresó su preocupación por las consecuencias económica de las medidas tomadas, sobre todo en Chile, con mayores restricciones mediante las cuarentenas.

 

Marcus Nilsson

  • w-facebook

¡SÍGUENOS EN FACEBOOK!

SUSCRÍBETE:​​

Almirante Simpson 7
Providencia, Santiago de Chile
Metro Baquedano

info@ichs.cl
+56 9 9888 4816 

INSTITUTO CHILENO-SUECO DE CULTURA

DIRECCIÓN

Suscríbete para Obtener Actualizaciones